Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

MOMENTOS DE REFLEXIÓN

SALUD Y ENFERMEDAD

Todo el Universo está formado por una sustancia que, a lo largo de la historia, cada cultura ha nombrado de muchas maneras: el Absoluto, Ser Esencial, Dios, Alllah, Horus… En otras palabras, podemos decir que es un Uno manifestado en infinitas posibilidades y niveles.

La dinámica y la ordenación del Universo es matemática y su patrón se despliega con armonía, ritmo, evolución y auto-sustentación. El código de despliegue es fractal, por lo tanto se repite en todos los niveles o planos. Se da en todo lo que existe, en la naturaleza y también, lógicamente, en el desarrollo del ser humano. Su gran fluir, cuando no existen resistencias, conlleva la evolución de la Consciencia.

Este código fractal, como hemos dicho, se despliega en todos los niveles y planos del hombre. Cuando este despliegue está equilibrado en todos los cuerpos del Ser, hablamos de SALUD. Si se da alguna alteración en el patrón, entonces surge la ENFERMEDAD.

Repasando la historia de grandes terapeutas, vemos que ya hablaban de ello; Alice Bailey nos lo nombra como “fricciones” para reflejar las desarmonías, Alexander Lowen en su tratado de bioenergética, Wilhem Reich habla de ” coraza muscular”. Todos ellos nombran de diferentes maneras la manifestación del dejar de fluir, este dejar de desplegarse, que provoca un desafinamiento en nuestro ser que se manifiesta en nuestro cuerpo debido a que, el Universo, la Vida no puede expresarse a través nuestro.

Por tanto, sabemos que el Universo se despliega a Sí Mismo a través de un patrón armónico, matemático y éste se repite en diferentes escalas. Cuando esto tiene lugar sin obstáculos, todo fluye, todo evoluciona, todo es armonía, amor, salud, despliegue natural, vida. Pero cuando este patrón presenta algún freno o retención, crea una distorsión en algún plano o cuerpo del ser humano y lo lleva a la pérdida de su homeostasis, de su armónico fluir, y entonces surge la enfermedad.